¿Cómo desmenuzar un lenguado para cocinar?

post datenoviembre 23, 2015  •   post categoriesCuriosidades  •   post comments number2 comentarios

Desmenuzar el lenguado Soleé

En muchas de las recetas de lenguado Soleé que os dejamos en el blog, se necesita lenguado previamente desmenuzado. De esta manera, muchos de vosotros nos preguntáis distintas técnicas para desmenuzar el lenguado de la forma más fácil y en la que menos pescado se desperdicia: ¡pues hoy te lo contamos!

LENGUADO COCINADO

Hay dos formas de desmenuzar el lenguado: cocinado o crudo. Evidentemente, cuando lo tenemos cocinado, el lenguado está mucho más tierno y es más fácil de preparar.

Para desmenuzar un lenguado cocinado, cocido o al vapor, lo que tenemos que hacer es quitar primero las espinas de los lados con un cuchillo y un tenedor. Luego, separamos la piel del mismo con facilidad, quedando los lomos libres, pegados a la espina central.

Luego, levantaremos los lomos con cuidado (podemos hacerlo con las manos o cubiertos) haciendo una incisión desde el centro y tirando hacia afuera, de manera que salga el lomo completo. Una vez hecho esto, partimos cada uno de los lomos del tamaño deseado, y reservamos los trocitos en un bol para usarlos cuando los vayamos a necesitar.

LENGUADO CRUDO 

El lenguado crudo es un poco más difícil de desmenuzar, sobre todo porque vamos a necesitar un cuchillo afilado. De esta manera, lo que haremos será quitarle la piel poner el lenguado sobre una tabla, de manera que la cola del lenguado quede mirando hacia nosotros y la cabeza en el otro extremo.

Con un cuchillo afilado, vamos a hacer un incisión en el centro del lenguado, justo por encima de la espina central. Una vez que nos hayamos asegurado de que es lo suficientemente profunda, haremos otra incisión en el lado del lenguado, evitando las espinas laterales que se encuentran ahí. Este paso lo realizaremos con la punta del cuchillo, con cuidado de no llegar al otro lado.

Cuando hayamos hecho esto, vamos a poceder a separar el lomo del lenguado cuidadosamente desde el centro hacia afuera ayudándonos con el cuchillo. Una vez que tengamos el lomo, lo cortamos con las manos, una tijera o un cuchillo, según el tamaño que necesitemos.

Como vemos, desmenuzar un lenguado tanto cocinado como crudo no es tan complicado y se trata de una manera realmente fácil y sana de realizar platos exquisitos como empanadillas, croquetas, ensaladas y mucho más.