Berenjenas rellenas de lenguado: riquísimas y saludables

post datejulio 11, 2019  •   post categoriesRecetas Solee  •   post comments number0 comentarios

Berenjenas rellenas de lenguado Soleé

El pescado es uno de los pilares fundamentales de la dieta mediterránea, y el lenguado, uno de los pescados más suaves, ricos y versátiles a la hora de cocinar. Por eso, hoy os dejamos una receta de lenguado perfecta para cuidar el tipo a la vez que disfrutamos: berenjenas rellenas de lenguado y verduritas.

INGREDIENTES 

250 gramos de lenguado limpio (fresco o congelado, como prefieras)

Cuatro berenjenas

Dos tomates

Medio puerro

Dos pimientos verdes

Medio pimiento rojo

Una cebolla mediana

Queso de untar (preferiblemente light)

Orégano

Queso en polvo para gratinar

Sal, pimienta, una hora de laurel y aceite de oliva virgen extra

MODO DE ELABORACIÓN 

Lo primero que tenemos que hacer es preparar el lenguado. Para ello en una olla, ponemos agua con sal y el laurel a cocer e introducimos el lenguado para que se haga.

Mientras tanto, partimos las berenjenas por la mitad a lo largo y las vaciamos con una cuchara reservando la carne en un plato. Cogemos los “cuencos” de piel de berenjena y los metemos en el horno con un poco de aceite de oliva y sal a unos 200 grados para que se vayan haciendo.

Así, mientras picamos muy finos y pequeños todos los vegetales: los tomates (les quitamos la piel), la cebolla, los pimientos, el puerro, etc. En una sartén con aceite de oliva echamos el picadillo para que se vaya haciendo con una pizca de sal. Una vez que se poche todo y empiece a coger color, añadimos la berenjena. Luego, añadimos el lenguado bien picado y sin piel ni espinas.

Para montar las berenjenas lo haremos en dos capas: sacamos las berenjenas del horno, ponemos una capa de verdura, una de queso light (con una cucharadita vale) y otra de verduras. Sobre esta ponemos un poquito de orégano y el queso para gratinar. Así, todas las berenjenas.

Luego volvemos a meterlas en el horno a 200º hasta que el queso se dore y tenga una pinta apetitosa. ¡Y voilà, todo listo para comer!

Os aseguramos de que se trata de una receta sabrosísima y perfecta para toda la familia. Además, para los niños es muy buena ya que conseguimos que coman lenguado sin necesidad de tener que pelarlo o apartar las espinas. ¿Te animas a hacer esta receta de lenguado?