Brochetas de lenguado a la brasa

post dateseptiembre 14, 2018  •   post categoriesRecetas Solee  •   post comments number0 comentarios

brocheta de Lenguado Soleé

Como mucha veces te hemos contado: ¡hay vida más allá de la carne!

El lenguado es un sustituto perfecto a la carne ya que aporta proteínas súper saludables y siempre sin grasa. Por eso hoy vamos a dejarte una receta de lenguado deliciosa, rápida de hacer y que a los más peques les va a encantar porque queda muy colorida y divertida.

Para hacer las brochetas de lenguado Soleé no necesitas unos ingredientes definidos. Sólo tienes que utilizar los ingredientes que más te gusten o que tengas por casa. Por ejemplo, las berenjenas, los pimientos verdes y rojos, la cebolla, los espárragos verdes, los tomatitos cherry o los normales quedan genial en las brochetas y dan un sabor y una textura perfectas. Lo único que tienes que hacer es cortar las verduras en cuadrados de unos tres centímetros y preparar las brochetas.

Cómo hacer brochetas de lenguado que queden perfectas

Para esta receta de lenguado, el consejo más importante es que no debemos cortar las verduras muy gruesas, ya que el pescado no tarda demasiado en hacerse y si hacemos trozos muy grandes, éstas no quedarán bien hechas.

Para ello vas a necesitar filetes de lomo de lenguado limpios (sin piel ni espinas), las verduras preparadas y unos palitos para brochetas que pueden ser metálicos o de madera. Para prepararlas las brochetas en sí, lo único que tienes que hacer es ir insertando las verduras y el pescado. Por ejemplo: un trozo de pimiento, uno de cebolla, uno de lenguado, un tomatito y vuelta a empezar hasta que se acabe el palito.

Una vez que las tengamos todas preparadas, vamos a salpimentar al gusto y a colocarlas sobre la brasa con un poquito de aceite de oliva. Ten en cuenta que el lenguado tarda muy poco en hacerse, de foma que con un par de minutos de cada lado, queda perfecto y listo para servir.

Si quieres acompañar las brochetas, una ensalada fresca de lechuga es perfecta, aunque seguro que con unas patatitas al horno los peques quedarán encantados: ¡esperamos que las disfrutes!