Crema de castañas con lenguado

post datediciembre 26, 2017  •   post categoriesRecetas Solee  •   post comments number0 comentarios

32245515812_53903c6598_c

Durante los meses de frío, las cremas y las sopas alimentan y calientan por igual. Hoy os dejamos una receta con lenguado muy contundente y muy de invierno, que estamos seguros que os encantará. Además, ahora para las fiestas es ideal como primer plato: ¡esperamos que os inspire!

INGREDIENTES 

600 gramos de castañas (dejaremos dos para decorar)

200 gramos de lenguado sin piel ni espinas

1 patata pequeña

1 puerro

1 litro de fumet de lenguado

Medio vasito de vino moscatel

Medio vaso de leche evaporada

Aceite de oliva virge extra

Sal y pimienta negra

MODO DE ELABORACIÓN 

Para hacer esta deliciosa crema, lo primero que debemos hacer es asar las castañas. Para ello, precalentamos el horno a 200 grados y mientras tanto hacemos un corte lateral a las castañas con un cuchillo (mejor si es de sierra) para que sea más fácil luego a la hora de pelarlas. Las dejamos en el horno durante unos 15 minutos.

Mientras se asan las castañas, picamos el puerro y lo ponemos en una sartén con tres cucharadas de aceite de oliva.

Cuando estén listas las castañas, retiraremos la piel teniendo cuidado de que no quede ningún trozo, ya que eso podría amargar demasiado nuestra crema. Una vez que la tenemos, las añadimos al puerro a la vez que la patata, que también habremos cortado en trocitos.

Ahora añadimos la sal y la pimienta a nuestro gusto y dejamos que rehogue todo junto durante dos o tres minutos. Cuando pase este tiempo, añadimos directamente el vino a la cazuela, dejando que se evapore todo el alcohol.

Luego, añadiremos el fumet de lenguado bien colado y coceremos la mezcla durante unos 20 minutos a fuego medio-fuerte. Durante los últimos cinco minutos de cocción, añadimos la mitad del lenguado demenuzado y removemos. Dejamos que termine de cocinarse todo junto.

Por último, trituraremos la sopa que hemos preparado hasta que quede muy fina con una textura suave y sin grumos. Una vez que lo hayamos hecho, añadiremos la leche evaporada y mezclamos bien. Si vemos que ha quedado un poco espesa, siempre podemos añadir un poquito más de fumet de lenguado.

Para presentar, podemos cortar unas láminas de castaña y con el lenguado que nos ha sobrado montaremos el plato (y que habremos cocinado al vapor para que quede muy suave).

En un plato, ponemos dos cucharadas de lenguado al vapor desmenuzado para que quede al fondo. Luego, con un cazo, añadimos cuidadosamente la crema y coronamos con unas láminas de castaña de las que habíamos reservado para decorar.

Photo credit: Edsel L via Visual Hunt / CC BY-SA