Lenguado con salsa de nueces y gengibre

post datemarzo 25, 2019  •   post categoriesRecetas Solee  •   post comments number0 comentarios

15239123315_3f0c01b73e_zEl lenguado es un delicioso pescado que nos permite jugar al máximo con diferentes ingredientes, sobre todo verduras y otros productos de la tierra, como los frutos secos. Hoy os traemos una receta perfecta para quedar bien a la vez que saludable, ¡perfecta para una cena!

INGREDIENTES 

4 filetes grandes de lenguado sin piel ni espinas

12 nueces

Una chalota

Medio vaso de vino moscatel

Una tostadita de pan del día anterior

Un trozo de gengibre fresco

Aceite de olivaUna hojitas de cilantro fresco

Sal

MODO DE ELABORACIÓN 

El toque definitivo de esta receta está en la salsa. Por eso, la tenemos que hacer con mucho cariño y cuidado, sin prisas, para que quede perfecta y fina. Para ello, empezamos pelando la chalota y cortándola muy fina. Con un poco de aceite de oliva la ponemos en una sartén a pochar hasta que se ponga marrón.

Mientras se pocha la chalota, vamos pelando las nueces y picándolas un poco con un chuchillo. Cuando las tenemos preparadas, las echamos en la sartén con las chalotas y removemos un poco mientras añadimos el vino. Dejamos unos minutos hasta que se evapora todo el alcohol y se han absorbido todos los sabores. Mientras tanto, en otra sartén, ponemos la tostada con una pizca de aceite y esperamos que se dore por ambos lados.

Una vez que tenemos todo esto preparado en un vaso de la batidora o en una thermomix ponemos la chalota con las nueces y el vino con la tostada. Batimos bien bien y si queda demasiado espesa, añadimos un par de cucharadas de agua.

Luego, colamos por un colador fino para conseguir una salsa sabrosa y estupenda para nuestro pescado. Una vez que la tengamos lista, es hora de hacer el pescado.

En una sartén con un poco de aceite, ponemos los filetes de lenguado salpimentados. Con cuidado de que no se nos rompa, dejamos que se haga por los dos lados durante unos minutos (depende del tamaño de los filetes de lenguado que hayamos utilizado):

Para emplatar, vamos a hacer unas láminas muy finitas con el gengibre, que dará el toque fresco y crujiente al plato. Así, ponemos el lenguado con la salsa y unas láminas de gengibre junto a un poco de cilantro fresco. Queda un plato ideal que te encantará con toques suaves y dulces, a la vez que crujientes y frescos. ¡Te encantará!

Sorprende a tus comensales con esta receta de lenguado, que como ves no es nada complicada. ¿Te animas?

Imagen: Inspirational Food | Flickr