Patata rellena de lenguado y cangrejo al horno

post dateagosto 30, 2019  •   post categoriesRecetas Solee  •   post comments number0 comentarios

Patata rellena de lenguado Soleé

¿Sorprendidos? Quizá nunca hubieras caído en la posibilidad de hacer una patata rellena con sabores del mar, pero te aseguramos que queda deliciosa y perfecta para toda la familia. Un manjar sano y que además, no tiene espinas y tiene una textura muy suave.

INGREDIENTES

100 gramos de lenguado limpio sin piel ni espinas por cada dos

Gambas peladas al gusto

Palitos de cangrejo al gusto

Patatas (1 patata grande por persona)

Queso rallado

Tomate frito

Harina, aceite de oliva y sal

MODO DE ELABORACIÓN

Para elaborar estas fantásticas patatas rellenas, lo primero que vamos a hacer es cocerlas. Para ello, las lavamos bien por fuera para que no tengan ningún resto de arena y las metemos en agua hirviendo. Una vez que esté cocidas (¡cuidado con que no se deshagan!) las partimos por la mitad y vaciamos el contenido en un bol. En este paso hay que tener cuidado y realizar la operación con una cuchara, para evitar que se rompa la piel. De esta manera, luego podremos rellenarlas y la presentación quedará perfecta.

Luego, en una sartén con una cuchada de aceite de oliva, introducimos el lenguado Soleé desmenuzado, las gambas y los palitos, ambos cortados en trocitos muy pequeños. Salpimentamos bien y dejamos que se hagan durante un par de minutos a fuego medio. Cuanto más jugosos queden, mejor.

Antes de retirar del fuego, añadiremos una cucharada de harina, y dejaremos que durante unos diez segundos se cocine. Además, también añadiremos un par de cucharadas de tomate frito mientras seguimos removiendo. Luego, añadimos la leche muy poco a poco removiendo a fuego lento sin parar hasta que se haga una pasta.

Una vez hecha, mezclamos la pasta con la patata que hemos retirado antes con cuidado, y rellenamos las pieles que nos quedaron a modo de cuenquito. Luego, espolvoreamos con queso rallado y horneamos hasta que el queso esté dorado. ¡Y ya está!

Se trata de una receta muy fácil y nutritiva que se puede servir con una ensalada para un menú completo. Cuando la probéis nos contaréis que os ha encantado… ¡seguro!

Imagen: arsheffield | Flickr