Pimientos rellenos de lenguado con tomate y espinacas

post dateoctubre 24, 2018  •   post categoriesRecetas Solee  •   post comments number0 comentarios

Pimientos rellenos de lenguado Soleé

Esta receta de lenguado Soleé es una delicia y perfecta para aquellos que no comen pescado porque no les gusta pelarlo o partirlo. Ponerlo tan fácil con platos como este es una opción fantástica para integrar las verduras y el pescado en nuestra dieta de una forma deliciosa.

INGREDIENTES 

1 lomo entero de lenguado desmenuzado

1 lata de tomate natural triturado

200 gramos de espinacas frescas

Una cebolla

1 ajo

1 pimiento verde

Cuatro pimientos rojos para asar

Queso rallado o en polvo para gratinar

Sal y pimienta

Aceite de oliva virgen extra

MODO DE ELABORACIÓN

Para empezar a elaborar esta receta de lenguado, lo primero que haremos será la base de salsa de tomate. Para ello, vamos a picar muy finamente la cebolla, el ajo y el pimiento verde. Lo pondremos a pochar durante unos diez minutos con tres cucharadas de aceite de oliva, hasta que los ingredientes se empiecen a poner dorados. Rápidamente introduciremos la lata de tomate natural y removeremos, poniendo la tapa y dejando cocinarse a fuego lento durante 20 minutos.

Debemos ir removiendo poco a poco para que no se pegue. Si vemos que se queda sin agua, lo mejor es añadir una o dos cucharadas para que se siga cocinando. Una vez que hayan pasado los 20 minutos, añadiremos las espinacas y dejaremos que se hagan removiendo hasta que se oscurezcan y queden blandas.

Cuando estén hechas las espinacas, echaremos el lenguado desmenuzado y dejaremos un par de minutos más al fuego. También es hora de añadir un poco de sal y de pimienta. Removemos para que se integre todo bien en el relleno y reservamos mientras procedemos a limpiar los pimientos.

Los pimientos rojos de asar deben estar bien limpios y secos. Podemos lavarlos debajo del agua y luego secarlos con un trapo limpio o con papel de cocina. Luego, vamos a cortar la parte superior del pimiento y lo vamos a vaciar completamente por dentro, de forma que quede como una especie de cuenco.

Por último, rellenamos los pimientos generosamente con nuestra salsa de tomate, espinacas y lenguado ayudándonos de una cuchara mientras precalentamos el horno a 180 grados. Para terminar de coronarlos, los taparemos con un poco de queso rallado al gusto, mejor uno que se adecuado para gratinar.

Los dejamos unos 40 minutos en el horno, hasta que los pimientos queden blandos y cocinados. Luego servimos directamemente para tomar calientes.  ¡Quedan deliciosos!

Foto: origami_potato via Visual Hunt / CC BY-NC-ND