Ensaladilla de lenguado, ¡un aperitivo delicioso!

post dateabril 13, 2018  •   post categoriesRecetas Solee  •   post comments number0 comentarios

Ensaladilla de Lenguado Soleé

Por lo general, las ensaladillas más conocidas suelen incluir marisco: gambas o langostinos en su mayoría. También se pueden realizar sólo con patata y verdura, lo que las hace menos sabrosas. ¿Pero y qué pasa cuando introducimos un pescado tan suave y delicioso como es el lenguado? Que nos queda una tapa perfecta, suave pero sabrosa y riquísima. ¿Quieres saber cómo se hace?

INGREDIENTES 

Un lenguado limpio (sin piel ni espinas)

Cuatro patatas grandes

Un cuarto de pimiento rojo y un cuarto de pimiento verde (para dar un toque crujiente)

200 gramos de mayonesa

Agua y sal

Nota: podemos añadir todos los ingredientes que más nos gusten como por ejemplo guisantes, cebolla, huevo duro, zanahoria y muchas más cosas. Ya depende de cada uno añadir más o menos cositas a la ensaladilla básica.

MODO DE ELABORACIÓN

Para preparar la ensaladilla de lenguado, lo primero que tenemos que hacer es cocer las patatas. Las limpiamos bien y las introducimos en una olla con agua hirviendo y sal. Las pincharemos con un cuchillo para ver si están blandas. Tardarán entre 20 y 30 minutos dependiendo del tamaño de las patatas.

Mientras se cuecen las patatas tenemos que cocinar el lenguado al vapor. Para ello, cogemos el lenguado limpio y lo ponemos en una vaporera o en una cazuela con utensilio para cocinar al vapor. En máximo siete minutos, lo tendremos listo y lo retiramos en un plato para que se enfríe.

Una vez tengamos listas las patatas, es hora de pelarlas y ponerlas en un bol. Con un tenedor, vamos a ir cortándolas irregularmente y les echamos el lenguado que también vamos a ir desmenuzando junto a la patata. Metemos en la nevera para que se enfríe la mezcla y cortamos los pimientos en trozos muy pequeños. Una vez que las patatas y el lenguado estén fríos, añadimos los pimientos y la mayonesa y removemos bien.

¡Ya está lista para servir, con unos piquitos y una fría cerveza!

Imagen: Steven Depolo | Flickr