Taquitos de lenguado Soleé en Tempura

post datenoviembre 17, 2017  •   post categoriesRecetas Solee  •   post comments number0 comentarios

Taquitos de lenguado Soleé en Tempura

Las recetas orientales no siempre tienen que parecer extrañas. De hecho, una de las mejores elaboraciones con las que preparar pescados y verduras es la tempura. La tempura es una rebozado ligero que queda crujiente y nada aceitoso, perfecto para los amantes de los sabores suaves. ¿Cómo hacemos un lenguado en tempura?

El lenguado en tempura es perfecto para pequeños y mayores. Se puede realizar en tiritas, taquitos de diferentes tamaños es incluso con los filetes de lenguado enteros. Hoy nosotros hemos pensado presentarlos en taquitos, perfectos para cualquier evento. Eso sí, ¡hay que tomarlos recién hechos!

INGREDIENTES

Filetes de lenguado grande sin piel ni espinas (si cogemos lenguados pequeños, lo mejor es hacerlo en tiras, ya que los taquitos quedarán demasiado finos)

150 gramos de harina

Una botella de agua con gas muy fría (si no tenemos agua con gas, no importa que sea normal, pero sí que esté muy fría)

Sal, pimienta

Un limón

Aceite de oliva suave para freír

MODO DE ELABORACIÓN

Para comenzar a realizar nuestra tempura de lenguado, necesitamos preparar el pescado. Cogemos los filetes lo más gruesos posible de lenguado y los cortamos en taquitos como de un centímetro o un poquito más. Luego, salpimentamos los taquitos y les echamos el zumo de un limón, dejándolo marinar durante unos diez o quince minutos.

Mientas tanto, vamos a ir preparando la masa de la tempura. En un bol, pondremos harina de trigo y le añadiremos el agua muy fría lentamente mientras removemos con unas varillas para que no salgan grumos desagradables.

Cuando tengamos lista la masa, lo que haremos será preparar la sartén con el aceite bastante caliente y empezamos a preparar la fritura.

Vamos cogiendo los taquitos de lenguado y mojándolos en la masa, para pasarlos luego a la sartén. Tanto la tempura como el lenguado son muy delicados, por eso, debemos tener cuidado y dejarlo el tiempo justo para que no se quemen. Cuando la tempura empiece a ponerse dorada, es la hora de retirar los taquitos a un pplato con un poco de papel de cocina, para que absorba el sobrante del aceite.

Si no quieres que la temperatura guarde el gusto de aceite de oliva, siempre puedes freírlo con aceite de girasol: ¡también quedará perfecto!

Por otro lado, para acompañar, podemos hacer una salsa mayonesa aderezada con lo que más nos guste, o un alioli. Además, también podemos aprovechar la masa que ya hemos hecho para hacer verduras en tempura y acompañar al lenguado. ¿No crees que es buena idea?

¿Qué te parece esta receta? ¡Es muy fácil y divertida de hacer, y es perfecta porque es muy digestiva y fácil de comer tanto para peques como para mayores!

Imagen: Marianna Pauletto |Flickr