Técnicas para cocinar el lenguado: papillote

post dateagosto 29, 2014  •   post categoriesRecetas Solee  •   post comments number5 comentarios

Lenguado en papillote

El papillote es una técnica que se utiliza en la cocina y que consiste en introducir el pescado junto a verduras y/o especias dentro de un paquete de papel de horno o de alumino que luego se cocina en el horno.

¿Qué ventajas tiene el papillote? 

El papillote es una de las maneras más fáciles de cocinar el lenguado, ya que al tratarse de un pescado que tarda poco tiempo en cocinarse, si nos pasamos puede quedar seco. Haciendo el lenguado en papillote, conseguimos que quede en su punto, y además, como se hace en su propio juego y en el de las verduras que le queramos añadir, queda muy sabroso y jugoso.

Es muy limpio. No necesitamos limpiar sartenes, ollas ni otros instrumentos. El papillote sólo requiere papel de aluminio o adecuado para horno y ya está.

Además, es una de las maneras más sanas de cocinar. No requiere ningún tipo de aditivo ni grasa para cocinarlo. Podemos añadir unas gotas de aceite de oliva si nos gusta el sabor, aunque si estamos siguiendo algún tipo de dieta hipocalórica, no es necesario en absoluto.

Es rápido: con esta técnica en 15 o, como mucho, 20 minutos tenemos nuestro plato listo para tomar.

Trucos para cocinar en papillote 

1) Debemos tener en cuenta cada una de las cosas que introducimos dentro del paquete. No podemos mezclar alimentos que tengan mucha diferencia de tiempo de cocción, ya que puede que unos se quemen y otros queden completamente crudos.

2) Dentro del papillote se pueden usar todo tipo de especias y condimentos que dan mucho sabor y no aportan nada de grasa: zumo de limón, albahaca, pimienta, perejil, tomillo… La imaginación es el límite.

3) Para estar seguros de que quede jugoso y no se escapen los líquidos debemos usar un papel grande que cubra bien todo el lenguado y que además, sobre un poco para poder cerrar bien el paquete. Si descubrimos que tiene algún agujerito deberemos cambiarlo, ya que entonces todo se escapará por ahí y la técnica funcionará correctamente.

4) Una vez cerrado, no debemos abrir el paquete hasta que se termine de cocinar y lo vayamos a comer.

Como vemos, hay cientos de maneras de cocinar el lenguado, y no tiene por qué ser un alimento aburrido si le ponemos un poco de imaginación. Como hemos comentado, ideal para dietas si lo hacemos con verduras, aunque también podemos aprovechar el calor del horno para asar una patatas y crear un plato espectacular.

Imagen: VlaD (DaV.)