Lomos de lenguado con puerros baby, hierba limón y gengibre

post dateenero 8, 2018  •   post categoriesRecetas Solee  •   post comments number0 comentarios

Dover sole fillet, baby leeks with ginger

 

Sabemos que las comidas que se suelen preparar no son siempre familiares, por eso, hoy os traemos un plato de lenguado súpervistoso y bastante fácil de preparar para que deslumbréis en las cenas con vuestros amigos o familiares en días especiales. Además, se trata de una idea muy original, baja en calorías y perfecta para celíacos, que no se acostumbra a ver: te convertirás en el perfecto anfitrión.

INGREDIENTES 

Filetes de lenguado (podemos partirlos por la mitad para que la presentación quede mejor)

Tres o cuatro puerros baby por comensal

Una chalota

Un buen manojo de hierba limón

Cebollino

Unas tiras de gengibre frescas

Sal, pimienta y aceite de oliva

Un chorrito de vinagre de módena (o de jerez, si nos gusta mucho)

MODO DE ELABORACIÓN

Esta receta es sencilla de elaborar, pero requiere llevar a cabo varios pasos. Por eso, es necesario ser organizado. Para empezar, cogemos un cazo no muy grande con agua y sal, que ponemos a cocer. Luego, limpiamos los puerros baby quitándoles la primera capa y lavándolos bien antes de introducirlos en el agua hirviendo.

Luego, pelamos el gengibre y con un pelador, sacamos unas tiras, que también introducimos en el agua. A los ocho o diez minutos, y estén empezando a perder dureza, los sacamos y los dejamos apartados en un plato. Reservamos el agua.

En una bandeja de horno, ponemos el lenguado salpimentado con un poco de aceite de oliva. Junto a él, colocamos los puerros baby y el gengibre sobre el pescado y lo ponemos al horno, fuerte por arriba, para que se dore el pescado. Debemos tener cuidado de que se dore, pero que no se queme.

Mientras el horno hace su trabajo, ponemos un buen chorreón de aceite de oliva en una sartén y a fuego medio, freímos unos aros de chalota, hasta que queden bien doraditos. Sacamos los aros, los dejamos sobre un papel absorbente y añadimos en el aceite la hierba limón picada y el cebollino muy picadito. Dejamos que suelten sus aromas y sabores durante un minuto (recordamos: a fuego medio) y añadimos medio vasito del agua de los puerros y el gengibre. Luego, dejamos que se haga bien  hasta que reduzca.

Por fin ha llegado el momento de emplatar. Cuando el pescado esté hecho, así como la verdura y el gengibre, ponemos sobre el plato dos o tres cucharadas de la salsita de hierba limón, y luego colocamos los filetes de pescado, los puerros y las láminas de gengibre, como en la imagen. Además, también decoramos con los aros de chalota y una gotas de vinagre sobre la salsa.

La hierba limón es una hierba que no se usa mucho en la cocina tradicional, pero que por su sabor cítrico es perfecta para los pescados, también acompañada del cebollino. Merece la pena utilizarla para hacer recetas de lenguado gourmets de verdad. ¿No te apetece probarla? ¡Te aseguramos que queda perfecta!

Imagen: Toddmunt | Flickr