¿Cómo diferenciar el pescado blanco del pescado azul?

post datemarzo 1, 2019  •   post categoriesCuriosidades  •   post comments number0 comentarios

El pescado en general es una excelente fuente nutritiva para todas las edades, aunque muchas veces no sabemos distinguirlos adecuadamente. El pescado blanco, como por ejemplo la merluza o el lenguado y el pescado azul, como por ejemplo las sardinas o las caballas, tienen diferentes propiedades.

Características del pescado blanco

No sólo el lenguado es pescado blanco. Hay muchas variedades de este tipo de pescado, como por ejemplo el rodaballo, la merluza, el rape, el congrio, gallo o bacalao, entre otros. Este tipo de pescado se caracteriza sobre todo por su falta de grasa. Esto sucede porque son peces que no tienen que desplazarse mucho para alimentarse, por lo que no es necesario que acumulen grasa, teniendo, como mucho, un 2%.

Lenguado Soleé en papillote al microondas

El pescado blanco tiene muchísimas proteínas, sales minerales y vitaminas B. El consumo regular de este tipo de pescado, puede reducir los niveles de colesterol y las enfermedades del corazón. Además, es de muy fácil digestión y es muy fácil de comer y tragar, por lo que el pescado blanco es perfecto tanto para niños como para personas mayores.

En concreto, el lenguado, la dorada o el gallo, son pescados blancos planos. El contenido graso de éstos es todavía menor, aunque si se cocinan fritos multiplican su valor energético. Si de otra manera, los cocinamos hervidos o al horno, son ideales para regímenes de adelgazamiento, ya que no aporta grasa y su aporte de proteínas es muy completo.

Características del pescado Azul

Salmon - pescado azul

Al contrario de lo que hemos comentado para el pescado blanco, el pescado azul contiene algo más de grasa, ya que para su alimento debe desplazarse más. Así, este tipo de pescado tiene entre un cinco y un diez por ciento de grasa en sus tejidos musculares, lo que les dota de ese color azulado.

Los pescados azules son por ejemplo las anchoas, las sardinas, las angulas, el atún o el bonito, el cazón, el pez espada o el salmón. Existen muchísimas especies, aunque no importa cuál, al igual que el pescado blanco, se recomienda su consumo por su aporte de vitaminas B y C, sodio, potasio y calcio. Por su gran aporte, está especialmente recomendado para mujeres embarazadas.

Las proteínas del pescado azul son preferibles a la de la carne roja por su salubridad, aunque son similares a las del huevo. También contiene hierro, aunque algo menos.

Imágenes: This Year’s Love | HungryJac | Flickr | Lenguado Solee