Receta de albóndigas de lenguado con salsa de queso

post dateSeptember 28, 2018  •   post categoriesRecipes Solee  •   post comments number0 comment

Albóndigas de lenguado Soleé con salsa de queso

En muchas ocasiones, a la hora de cocinar lenguado, nos estancamos en hacerlo al horno o a la plancha, a pesar de que existen infinidad de posibilidades para prepararlo. Por ejemplo, hoy os dejamos una fantástica receta de albóndigas de lenguado, perfectas para aquellos que no son muy amantes de limpiar pescado o retirar la piel y las espinas a la hora de comer.

También para los niños, las albóndigas de lenguado son divertidas y fáciles de comer. Pruébalo y verás como quedan estupendas.

INGREDIENTES

Para las albóndigas:

1/2 kilo de lomos de lenguado

Una cebolla mediana

Una zanahoria pequeña

Aceite de oliva, pan rallado, aceite, perejil y sal

Opcional: una cucharadita de leche para que quede una textura más suave.

Para la salsa:

200 gramos de Creme Fraîche

150 gramos de queso semicurado

MODO DE ELABORACIÓN

Para elaborar las albóndigas, tomamos el lenguado y lo picamos muy fino. Si queremos que la textura sea aún más suave, podemos picar los lomos con una picadora y añadirle una cucharadita de café de leche. Luego, mezclamos la carne de lenguado con la cebolla muy picada, la zanahoria también muy picada, una cucharadita de pan rallado, perejil y sal. Revolvemos bien con una cuchara de madera hasta que quede una masa homogénea con todos los ingredientes bien integrados.

Luego, con dos cucharas, hacemos le damos forma de bolita al tamaño que queramos (preferiblemente de bocado) y las pasamos por harina.

En una sartén con aceite de oliva caliente, freímos las bolitas durante un par de minutos (dependiendo del tamaño) hasta que estén un poco doradas. Luego, retiramos a un plato con papel de cocina para que escurra el aceite.

Para la salsa, derretimos el queso y lo mezclamos bien con la creme fraîche. Si queremos darle un poco de color, añadimos una cucharadita de perejil y removemos hasta que se integre bien.

Servimos la albóndigas en un plato, y añadimos la salsa por encima. Estas albóndigas tienen una pinta espectacular, y quedan perfectas. Estamos seguros de que os van a encantar.

Imagen: Craig Dugas | Flickr